¿En verdad se puede “enamorar” a Google?

Esta es una pregunta que frecuentemente muchos autónomos y pequeños empresarios se hacen. Es que la sola idea de que Google nos recomiende y envíe clientes, sin tener que pagar por cada click, suena a demasiado bueno para ser real. 

Déjame decirte que es muy posible enamorar al Sr. Google. Yo he conseguido posicionar pequeñas webs por delante de gigantes como Amazon o El Corte Inglés. Pero no voy a mentirte,  no es algo fácil y los resultados pueden tardar en llegar. Por esta razón muchos descartan el SEO y optan por Google Adwords o Facebook Ads para conseguir visitas. Pero a la que dejas de invertir en publicidad, tu web dejará de recibir tráfico. Por eso, una estrategia de SEO es fundamental para un proyecto web de largo plazo.

El problema es que probablemente no tengas ni tiempo ni energía para ponerte a hacer cursos  de SEO que te permitan entender cómo funciona el siempre cambiante algoritmo de Google.

Seguramente tampoco tengas presupuesto para contratar a una agencia profesional de SEO que haga todo el trabajo por ti.

¿En verdad se puede “enamorar” a Google?

Esta es una pregunta que frecuentemente muchos autónomos y pequeños empresarios se hacen. Es que la sola idea de que Google nos recomiende y envíe clientes, sin tener que pagar por cada click, suena a demasiado bueno para ser real. 

Déjame decirte que es muy posible enamorar al Sr. Google. Yo he conseguido posicionar pequeñas webs por delante de gigantes como Amazon o El Corte Inglés. Pero no voy a mentirte,  no es algo fácil y los resultados pueden tardar en llegar. Por esta razón muchos descartan el SEO y optan por Google Adwords o Facebook Ads para conseguir visitas. Pero a la que dejas de invertir en publicidad, tu web dejará de recibir tráfico. Por eso, una estrategia de SEO es fundamental para un proyecto web de largo plazo.

El problema es que probablemente no tengas ni tiempo ni energía para ponerte a hacer cursos  de SEO que te permitan entender cómo funciona el siempre cambiante algoritmo de Google.

Seguramente tampoco tengas presupuesto para contratar a una agencia profesional de SEO que haga todo el trabajo por ti.

Si lo que necesitas es utilizar la experiencia de alguien que ha conseguido realizar con éxito en su negocio lo que tú quieres hacer en el tuyo estás en el lugar indicado, eso es exactamente lo que ofrezco.

¿Cómo empezó mi historia de amor con Google?

Peque Tablet, mi web de tablets y aplicaciones para niños, surgió de la necesidad de reinventarme laboralmente luego del nacimiento de mi primer hijo. Mis días como asistente de investigación y profe de estadística en la universidad iban quedando atrás y necesitaba un proyecto en el cuál poner en práctica todo lo que iba aprendiendo de forma autodidacta sobre SEO y marketing online.

Tres años después tengo el orgullo de decir que Peque Tablet es la web #1 de tecnología para niños en español:

  • La mejor posicionada en buscadores (aparece primera en Google para búsquedas tan competidas como “tablet para niños”, “tablet infantil”, “aplicaciones para niños”, etc)
  • La qué más visitas recibe (más de 2500 visitas diarias solo de tráfico orgánico)
  • La más rentable del sector gracias a su tienda online (más de 1500 tablets vendidas en tres años)

A partir de esta experiencia fue como, casi sin querer, empecé a conseguir mis primeros “clientes” de seo entre amigos y familiares. Los que me consultaban no tenían mucha idea de qué era el posicionamiento web. Simplemente me pedían que los ayudara a hacer con sus webs lo mismo que había hecho con Peque Tablet.

Después de posicionar varios proyectos que nada tenían que ver con tablets para niños y de disfrutarlo como una loca me decidí jubilar a la economista de universidad y liberar a la SEO que tengo en mi interior.

Nada me hace más feliz que ayudar a otras personas a cumplir sus sueños en Internet.